espacio e imaginación política

Desde el Laboratorio 1, la apuesta por la experimentación, la apertura, el salto al vacío, el gusto por la multiplicidad y en general, la ruptura ocn encorsetamientos de idientidad e ideología en las prácticas y las formas, son rasgos definitorios del centro social.

En esa apuesta la relación con el espacio, su uso y reflexión sobre el mismo es también objeto permanente en el trabajo del Centro Social (que posteriormente se proyectaría también en otras iniciativas como la de Tabacalera a Debate, que se sostenía en sus inicios precisamente, en la idea de definición por uso del espacio en abandonado)

Se puede rastrear a partir de la evolución de los espacios de cada edificio, como el deseo y la imaginación transforman, performan, crean y modulan las salas de un edificio. La relación espacio e imaginación política resulta imprescindible en la idea de Centro Social.